Día 14 de cada mes - Octubre

Octubre. LA CONVERSIÓN: UNA EXIGENCIA


1. SALUDO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. A Jesús de Nazaret, el hombre que Dios acreditó con signos y prodigios, pero que ustedes crucificaron, Dios lo constituyó Señor y Mesías. A él la gloria por los siglos. Que su amor, su amistad y solidaridad esté con nosotros. Amén.


2. SALMO 67

PARA PEDIR LA BENDICIÓN DE DIOS

El Señor tenga piedad y nos bendiga,
ilumine tu rostro sobre nosotros:
conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación.
Oh Dios, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
Que canten de alegría las naciones,
porque riges el mundo con justicia,
riges los pueblos con rectitud
y gobiernas las naciones de la tierra.
Oh Dios, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
La tierra ha dado su fruto,
nos bendice el Señor nuestro Dios.
Que Dios nos bendiga; que le teman
hasta los confines del orbe.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.


3. ORACIÓN DE SÚPLICA

Señor mío Jesucristo crucificado, Hijo de la bienaventurada Virgen:
abre tus oídos y escúchame, como escuchaste siempre la voz de tu Eterno Padre;
abre tus ojos y mírame, como miraste desde la cruz a tu dolorosa Madre;
abre tus labios y háblame, como hablaste a tu discípulo para llamarlo hijo de María;
abre tus brazos y abrázame, como los abriste en la cruz para abrazar al género humano;
abre tu corazón y lléname de tus gracias, como derramaste sangre y agua de tu costado abierto. Amén.


4. ACLAMACIONES

Jesús, Tú eres la luz.
Jesús, Tú eres la vida.
Jesús, Tú eres el Hijo de Dios vivo.
Jesús, Tú eres el testigo fiel de Dios en el mundo.
Jesús, Tú eres nuestro camino.
Jesús, Tú eres la Palabra verdadera.
Jesús, Tú eres el Hijo de María.
Jesús, Tú eres el vencedor del mal y de la muerte.
Jesús, Tú eres nuestro amigo.
Jesús, Tú eres Dios con nosotros.
Jesús, Tú eres el Rey de Reyes.
Jesús, Tú eres el Señor de Señores.
Jesús, Tú eres el Mesías.
Jesús, Tú eres el Buen Pastor.
Jesús, Tú eres el principio y el fin.


5. DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 1, 14-20

Después que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios. Decía: "El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Cambien sus caminos y crean en la Buena Nueva".

Mientras Jesús pasaba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: "Síganme y yo los haré pescadores de hombres". Y de inmediato dejaron sus redes y lo siguieron.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.


6. MEDITEMOS

Convertirse significa un cambio consciente de mentalidad; una reorientación total de la vida hacia Dios. La conversión exige un reconocimiento de la condición de pecador, con la manifestación de la propia culpabilidad a través de unos gestos concretos.

El gozo de la conversión es compartido por Dios y por la humanidad. El que experimenta la irrupción del amor y del perdón de Dios no puede tener en su rostro signos de tristeza. La actitud de tristeza puede ser signo de una conversión mal entendida o falseada. Jesús invita a celebrar la conversión con aires de fiesta.

La conversión es motivo de gozo para Dios. Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte, que por noventa y nueve justos que no necesitan conversión" (Lucas 15, 7).

La conversión es una actitud dinámica: hay que ponerse en estado permanente de conversión. Nadie puede darse por convertido de una vez para siempre, y nadie puede pretender que su seguimiento de Jesús haya llegado a su total radicalidad.

Señor Jesús, tú anduviste por los caminos,
llamando a penitencia, ofreciendo perdón.
Buscaste con empeño al que daban por perdido:
al recaudador Zaqueo, a María la prostituta,
a la mujer adúltera y al ladrón.
Lo tuyo eran los pecadores,
aunque se irritaran los que se creían buenos.
Señor, es hora que comprendamos
que nos has perdonado mucho;
que va siendo tiempo
de que empecemos a amar de verdad.
Tú nos convocas de nuevo a la vida, al amor,
al gozo de perdonar y a la dicha de compartir.
Danos un corazón con inocencia, con simpleza,
con la ternura del Padre Dios.
Haz de nosotros seres nuevos, donde no sea posible
el odio, el resentimiento.
Hoy queremos celebrar, con todos los pecadores,
la fiesta del perdón, el gozo de la conversión.
Gracias por habernos aguardado,
por habernos perdonado,
por habernos invitado a seguirte.
Padre, lleno de amor y misericordia,
lleva a plenitud la obra que has empezado en nosotros. Confirmanos en el seguimiento de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor.


7. BENDICIÓN

PADRENUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS...
DIOS TE SALVE, MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA...
GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPÍRITU...

Que la gracia y la bendición del Señor de los Milagros esté con cada uno de nosotros. La paz de su semblante nos tranquilice. Los méritos de su cruz nos defiendan.

El amor de su corazón nos inflame. Los sufrimientos de su Pasión nos consuelen. El resplandor de sus llagas iluminen cada una de nuestras palabras y acciones. Y sus brazos amorosos nos acojan algún día en la gloria eterna del cielo.

Y la bendición de Dios todopoderoso: Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre nosotros y permanezca para siempre. Amén.

Contáctenos

Parroquia San Clemente

Parroquia San Clemente María Hofbauer
Carrera 77D No. 53 - 40
Tel. +57(4) 520 3560
despacho@parroquiasanclemente.com
Medellín - Colombia
Sur América

Horarios Eucaristías

Lunes* a Viernes:
Mañana: 7:00am - 8:00am
Tarde: 5:00pm - 5:45pm - 6:30pm
* Los lunes a las 6:30pm la misa es la cripta

Sábados
Mañana: 6:30pm - 8:00am
Tarde: 12:00m - 6:00pm

Domingos
Mañana: 7:00am - 8:30am* - 10:00am
Tarde: 12:00m - 4:00pm - 5:30pm - 7:00pm
* Comunitaria

JoomShaper