Día 14 de cada mes - Noviembre

Noviembre. AMAR ES LO PRIMERO


1. SALUDO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. A Jesús de Nazaret, el hombre que Dios acreditó con signos y prodigios, pero que ustedes crucificaron, Dios lo constituyó Señor y Mesías. A él la gloria por los siglos. Que su amor, su amistad y solidaridad esté con nosotros. Amén.


2. SALMO 67

PARA PEDIR LA BENDICIÓN DE DIOS

El Señor tenga piedad y nos bendiga,
ilumine tu rostro sobre nosotros:
conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación.
Oh Dios, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
Que canten de alegría las naciones,
porque riges el mundo con justicia,
riges los pueblos con rectitud
y gobiernas las naciones de la tierra.
Oh Dios, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
La tierra ha dado su fruto,
nos bendice el Señor nuestro Dios.
Que Dios nos bendiga; que le teman
hasta los confines del orbe.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.


3. ORACIÓN DE SÚPLICA

Señor mío Jesucristo crucificado, Hijo de la bienaventurada Virgen:
abre tus oídos y escúchame, como escuchaste siempre la voz de tu Eterno Padre;
abre tus ojos y mírame, como miraste desde la cruz a tu dolorosa Madre;
abre tus labios y háblame, como hablaste a tu discípulo para llamarlo hijo de María;
abre tus brazos y abrázame, como los abriste en la cruz para abrazar al género humano;
abre tu corazón y lléname de tus gracias, como derramaste sangre y agua de tu costado abierto. Amén.


4. ACLAMACIONES

Jesús, Tú eres la luz.
Jesús, Tú eres la vida.
Jesús, Tú eres el Hijo de Dios vivo.
Jesús, Tú eres el testigo fiel de Dios en el mundo.
Jesús, Tú eres nuestro camino.
Jesús, Tú eres la Palabra verdadera.
Jesús, Tú eres el Hijo de María.
Jesús, Tú eres el vencedor del mal y de la muerte.
Jesús, Tú eres nuestro amigo.
Jesús, Tú eres Dios con nosotros.
Jesús, Tú eres el Rey de Reyes.
Jesús, Tú eres el Señor de Señores.
Jesús, Tú eres el Mesías.
Jesús, Tú eres el Buen Pastor.
Jesús, Tú eres el principio y el fin.


5. DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 13, 34-14, 4

Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado. En esto reconocerán todos que son mis discípulos: en que se aman unos a otros.

No se turben; crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. De no ser así, no les habría dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de ir y prepararles un lugar, volveré para tomarlos conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Para ir a donde yo voy, ustedes ya conocen el camino.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.


6. MEDITEMOS

Amarás a Dios, amarás al prójimo. Jesús nos dice que estas dos exigencias del amor van muy unidas. Dios no es el prójimo, y éste no es Dios, pero el amor de ambos es inseparable. No ama a Dios quien no ama al hermano que ve con sus ojos y palpa con sus manos.

Para Jesús el prójimo es sencillamente el ser humano; cualquier hombre que nos tropezamos en el camino, incluido el extranjero y el enemigo. Prójimo es aquel a quien tengo que aproximarme porque necesita mi amor. El que ama al ser humano por lo que es, se encuentra con la sorpresa de que está amando a Dios.

Amar para Jesús consiste en poner al servicio del hermano lo mejor de nosotros mismos: la propia vida. Él lo dijo y lo hizo: Hemos comprendido lo que es el amor porque él se desprendió de su vida por nosotros (1 Juan 3,16). Lo mismo confiesa Pablo: Vivo en la fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí (Gálatas 2, 20). En este amor radical Jesús manifestó sus preferencias por los pequeños, los pobres, los excluidos y marginados, por los sin-amor.

Amémonos porque el amor viene de Dios y Dios es amor. El Dios que en su ser y actuar es amor, es el modelo supremo de referencia que nos propone Jesús. Dios ama al mundo y al ser humano entregando lo mejor que tiene, su propio Hijo (Juan 3, 16). Dios Padre ama a la humanidad, preocupándose de su vida, de su comida y vestido (Mateo 6, 25-34). Ama sin fijarse en etiquetas de buenos, malos, justos e injustos, reparte su sol y su lluvia sobre el campo de todos (Mateo 5, 44-45). Ama, ejercitando la misericordia y alegrándose con la rehabilitación del que se ha equivocado (Lucas 15).

Sólo el que ha conocido el amor de Dios Padre en toda su radicalidad, el que ha experimentado el gozo de sentirse amado y perdonado, es capaz de amar y sentir el gozo de ayudar al otro y perdonar. No amemos de palabra, sino con obras.

Nada más perfecto que el amor, nos lo dice san Pablo en su primera carta a los Corintios (13, 1-8):

"Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios -el saber más elevado-, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve.

El amor es paciente y muestra comprensión.
El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla.
No actúa con bajeza ni busca su propio interés,
no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.
No se alegra de lo injusto,
sino que se goza en la verdad.
Perdura a pesar de todo,
lo cree todo,
lo espera todo y lo soporta todo.
El amor nunca pasará".


7. BENDICIÓN

PADRENUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS...
DIOS TE SALVE, MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA...
GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPÍRITU...

Que la gracia y la bendición del Señor de los Milagros esté con cada uno de nosotros. La paz de su semblante nos tranquilice. Los méritos de su cruz nos defiendan.

El amor de su corazón nos inflame. Los sufrimientos de su Pasión nos consuelen. El resplandor de sus llagas iluminen cada una de nuestras palabras y acciones. Y sus brazos amorosos nos acojan algún día en la gloria eterna del cielo.

Y la bendición de Dios todopoderoso: Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre nosotros y permanezca para siempre. Amén.

Contáctenos

Parroquia San Clemente

Parroquia San Clemente María Hofbauer
Carrera 77D No. 53 - 40
Tel. +57(4) 520 3560
despacho@parroquiasanclemente.com
Medellín - Colombia
Sur América

Horarios Eucaristías

Lunes* a Viernes:
Mañana: 7:00am - 8:00am
Tarde: 5:00pm - 5:45pm - 6:30pm
* Los lunes a las 6:30pm la misa es la cripta

Sábados
Mañana: 6:30pm - 8:00am
Tarde: 12:00m - 6:00pm

Domingos
Mañana: 7:00am - 8:30am* - 10:00am
Tarde: 12:00m - 4:00pm - 5:30pm - 7:00pm
* Comunitaria

JoomShaper